Alopecia-areata.jpg

Alopecia areata

Resumen

  • La alopecia areata es una enfermedad inmunológica crónica que afecta los folículos pilosos.
  • La zona más frecuentemente afectada es el cuero cabelludo, pero puede afectar cualquier zona con pelo.
  • La enfermedad puede debutar a cualquier edad. Tanto hombres como mujeres son igualmente afectados.
  • Además de la caída del pelo, los pacientes con alopecia areata pueden presentar alteraciones ungueales junto con otras enfermedades.
  • En la mayoría de los casos, el examen clínico es suficiente para realizar el diagnóstico.
  • Existen numerosos tratamientos para tratar la alopecia areata, sin embargo, es importante considerar que es una enfermedad crónica y su curso es impredecible.
  • Los principales tratamientos utilizados son los corticoides tópicos, intralesionales y la inmunoterapia.
  • También existen otras terapias que se encuentran en fase de experimentación.

Introducción

La alopecia areata es una enfermedad inmunológica crónica que afecta los folículos pilosos, dando lugar a la caída del cabello. La zona más frecuentemente afectada es el cuero cabelludo, pero puede afectar también otras zonas del cuerpo que tengan pelo.

Epidemiología

La prevalencia estimada de la alopecia areata es de 1 en 1.000 personas, con un riesgo de por vida de aproximadamente un 2 por ciento. Para la mayoría de los pacientes el inicio es antes de los 30 años. Sin embargo, la enfermedad puede debutar a cualquier edad. Tanto hombres como mujeres son igualmente afectados.

Fisiopatología  

Se cree que la alopecia areata se produce por una respuesta inmunológica mediada por linfocitos T, dirigida contra los folículos pilosos. A diferencia de las alopecias cicatriciales (por ejemplo, liquen plano pilaris o lupus discoide), el proceso inflamatorio en la alopecia areata no conduce a la cicatrización y la destrucción de los folículos.

También existe una predisposición genética a desarrollar alopecia areata. Aproximadamente el 20 por ciento de los pacientes tiene un pariente de primer grado con la enfermedad y existe una alta tasa de concordancia entre gemelos. 

Dentro de otros posibles gatillantes, algunos pacientes también refieren que episodios de estrés severo podrían ser gatillantes de los brotes. También se ha propuesto un papel potencial de la vitamina D sobre la base de un estudio que encontró niveles de vitamina D más bajos en los pacientes con alopecia areata en comparación con personas sanas.

Características clínicas

Además de la caída del pelo, los pacientes con alopecia areata pueden presentar alteraciones ungueales junto con otras enfermedades.

Pérdida de pelo no cicatrizal

Los pacientes con alopecia areata suelen tener superficies lisas de pérdida total del cabello, que se desarrollan durante un período de unas pocas semanas. Algunos pacientes pueden presentar prurito (picazón) o sensación de ardor antes de la pérdida de pelo. También existe una variante difusa rara de alopecia areata que se caracteriza por adelgazamiento generalizado de pelo del cuero cabelludo. La alopecia areata se produce más comúnmente en el cuero cabelludo pero también puede encontrarse en cualquier área con pelo. Lo hombres pueden presentar alopecia areata de la barba. 

Los parches de alopecia areata pueden agrandarse y coalescer formando patrones extraños. Algunos pacientes presentan las placas alopécicas en el borde de implantación occipital del cuero cabelludo, lo que se conoce como patrón ofiáseo. Por el contrario, el patrón sisafo (también conocido como ofiáseo inverso), respeta la periferia del cuero cabelludo.

En los bordes de expansión de las placas alopécicas es habitual encontrar "pelos en signo de exclamación". Los pelos en signo de exclamación son pelos de pocos milímetros, cuyo extremo distal es más grueso que el extremo próximal. Ocasionalmente los pelos pueden ponerse de color blanco (poliosis) antes de caerse, lo que puede dar la impresión de un rápido envejecimiento del cabello. En algunos pacientes, el nuevo crecimiento puede comenzar con la aparición de vellos finos blancos. 

En una minoría de casos, la enfermedad puede progresar hasta la pérdida total del pelo del cuero cabelludo (alopecia areata total) o del pelo de todo el cuerpo (alopecia areata universal).

Alteraciones ungueales

Junto con la pérdida de pelo, los pacientes también pueden presentar alteraciones en las uñas. Las alteraciones de las uñas pueden preceder, seguir o coexistir con la pérdida de cabello activa. La alteración más frecuentemente encontrada es la presencia de "pits" ungueales (pequeños hoyuelos en la superficie de la uña). Otras alteraciones incluyen la traquioniquia (rugosidad en la superficie de la uña), onicorrexis (fisuración longitudinal de la placa de la uña), lúnula roja, onicolisis (separación de la lámina ungueal distal del lecho ungueal) y onicomadesis (desprendimiento de la lámina ungueal del lecho ungueal). El compromiso ungueal se ha asociado a un peor pronóstico de la enfermedad.

Otras enfermedades asociadas

La alopecia areata se ha asociado con una variedad de enfermedades autoinmunes y otras enfermedades. Dentro de las principales se encuentran el vitíligo, lupus eritematoso, psoriasis, dermatitis atópica, enfermedad tiroidea y la rinitis alérgica. Enfermedades genéticas asociadas a un mayor riesgo de desarrollar alopecia areata son el síndrome de Down y el síndrome poliglandular autoinmune tipo I.

Dado que la pérdida de cabello puede ser muy angustiante para algunos pacientes, también se ha reportado un aumento en la prevalencia de depresión y de trastornos de ansiedad.

Evolución

La alopecia areata es una enfermedad crónica y su curso es impredecible. Un crecimiento espontáneo de pelo puede ocurrir en algunos pacientes, pero las recaídas son frecuentes y la mayoría presentará más de un episodio de la enfermedad. En muchos casos, la alopecia areata puede persistir durante años y en algunos pacientes el crecimiento del pelo puede nunca recuperarse. Aproximadamente el 10 por ciento de los pacientes progresa a alopecia areata total (pérdida del pelo en todo el cuero cabelludo) o alopecia areata universal (pérdida del pelo en todo el cuerpo). 

Factores pronósticos

Los siguientes factores se han asociado a una peor evolución de la enfermedad:

  • Inicio en la infancia
  • Debutar con enfermedad grave, especialmente con alopecia total o alopecia universal
  • Duración de más de un año
  • Patrón ofiáseo
  • Tener alteraciones ungueales
  • Antecedentes de atopia (leer más sobre la dermatitis atópica)
  • Antecedentes familiares de alopecia areata

Diagnóstico

En la mayoría de los casos, el examen clínico es suficiente para realizar el diagnóstico.

Anatomía patológica

Una biopsia de piel puede ser de utilidad en casos en los que el diagnóstico sea incierto. En los casos agudos, la presencia de infiltrados inflamatorios linfocíticos perifoliculares son característicos.

estudios de laboratorio

Debido a la asociación entre alopecia areata y enfermedad tiroidea autoinmune, es importante evaluar a los pacientes buscando enfermedad de tiroides.

Diagnóstico Diferencial

Otros diagnósticos que deben ser considerados dentro del diagnóstico diferencial son la tiña capitis, la tricotilomanía, alopecia cicatrizal, alopecia androgenética, sífilis secundaria, efluvio telógeno y alopecia triangular.

Tratamiento

Una variedad de agentes tópicos, intralesionales y sistémicos se han utilizado para tratar la alopecia areata, pero la respuesta al tratamiento varía ampliamente. Si bien algunos pacientes tienen una excelente respuesta, otros pueden no presentar mejoría. Es importante explicar a los pacientes que si bien podrían mejorar, ninguno de los tratamientos podría inducir el crecimiento del pelo, "curar" la enfermedad de forma definitiva o prevenir futuras recaídas.

Terapias de primera línea

Los corticosteroides tópicos o intralesionales son el tratamiento inicial para la mayoría de pacientes con alopecia areata en parches. Dado que los niños podrían tolerar mal la terapia intralesional, en general se prefieren los corticoides tópicos. En pacientes con enfermedad extensa, la inmunoterapia tópica es probablemente el tratamiento más eficaz.

Otras terapias

Otros tratamientos que se han utilizado con respuesta variable incluyen el minoxidil tópico, antralita tópica, hidroxicloroquina oral, inhibidores de la quinasa Janus (tofacitinib) y simvastatina/ezetimiba. 

En casos refractarios, también se han utilizado terapias sistémicas como corticoides orales, sulfasalazina, metotrexato, ciclosporina y azatioprina, pero tienen en general una alta probabilidad de recaída.

Intervenciones cosméticas

Algunos pacientes pueden beneficiarse de intervenciones cosméticas, tales como pelucas, afeitado del cuero cabelludo (en hombres), tatuaje temporal de las cejas o pestañas postizas.

Acompañamiento emocional

Dado que para muchos pacientes puede ser angustiante la pérdida de pelo, es importante diagnosticar de manera oportuna cuadros depresivos o ansiosos que puedan desarrollarse.

Tratamiento Rosacea

Conclusión

La alopecia areata es una enfermedad inmunológica crónica que afecta los folículos pilosos y provoca la caída del pelo de distintas zonas del cuerpo. Existen numerosos tratamientos para tratar la alopecia areata, que deben ser evaluados paciente a paciente. Sin embargo, es importante considerar que es una enfermedad crónica y su curso es impredecible. Los principales tratamientos utilizados son los corticoides tópicos, intralesionales y la inmunoterapia. También existen otras terapias que se encuentran en fase de experimentación.

Dr. Sergio Michael Niklitschek Lorca

Referencias

  1. Alkhalifah A, Alsantali A, Wang E, et al. Alopecia areata update: part I. Clinical picture, histopathology, and pathogenesis. J Am Acad Dermatol 2010; 62:177.

  2. Madani S, Shapiro J. Alopecia areata update. J Am Acad Dermatol 2000; 42:549.

  3. Messenger AG, McKillop J, Farrant P, et al. British Association of Dermatologists' guidelines for the management of alopecia areata 2012. Br J Dermatol 2012; 166:916.

  4. Delamere FM, Sladden MM, Dobbins HM, Leonardi-Bee J. Interventions for alopecia areata. Cochrane Database Syst Rev 2008; :CD004413.

  5. Messenger A. Clinical manifestations and diagnosis of alopecia areata. In: UpToDate, Post, TW (Ed), UpToDate, Waltham, MA, 2017.

  6. Messenger A. Management of alopecia areata. In: UpToDate, Post, TW (Ed), UpToDate, Waltham, MA, 2017.


AVISO LEGAL DE RESPONSABILIDAD

La información contenida en este sitio se entrega únicamente con fines educativos. Esta información no debe ser usada para diagnosticar o tratar ningún problema de salud o enfermedad. Esta información no debe reemplazar la evaluación médica de ninguna manera. Si bien la información deriva de investigaciones científicas y literatura médica, no podemos garantizar su exactitud, exhaustividad o vigencia. En caso de un problema médico, por favor consulte con un especialista. El o los autores no asumen ningún tipo de responsabilidad por ningún daño que pueda surgir a partir de esta publicación.